Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: El Virus

OBJETO: Mascarilla y guantes

DOCTRINA: Santificación

HISTORIA CON EL OBJETO

Hace unos años me tocó vivir de cerca la enfermedad de un enfermo que no tenía defensas en la sangre. Tenía que estar apartado de cualquier virus; todo a su alrededor estaba estéril. Él usaba continuamente guantes, mascarilla, y gel desinfectante porque cualquier virus o bacteria podía ser mortal para él. Solo una persona con una sangre limpia y sana podría ser la solución a su enfermedad.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Todos nosotros somos sensibles a un virus mortal: el pecado.

EL PROBLEMA (LEY)

Todos nos hemos quitado los guantes y la mascarilla con nuestra desobediencia y voluntariamente hemos tocado muchas veces la mentira, el robo, el adulterio, la codicia y la blasfemia, y hemos sido infectados por el virus mortal del pecado.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Un día nos presentaremos delante de Dios y Él examinará nuestros corazones. Porque hemos sido contagiados por el pecado, el pronóstico es que moriremos eternamente. No podemos entrar al cielo en nuestro estado contaminado. ¿Hay una solución a nuestra enfermedad espiritual?

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Dios sabía que la única solución a nuestra enfermedad espiritual era una transfusión de sangre limpia y sin contaminación, y por eso envió a su santo hijo, Jesucristo para tomar nuestra enfermedad de pecado sobre Él y dar su vida en nuestro lugar.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Cristo nos ofrece una transfusión espiritual de su vida perfecta si damos la espalda a nuestro pecado y entregamos nuestras vidas a Él.

¡No te pierdas estos cursos