Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: Twitter

OBJETO: Cartel con el logotipo de Twitter

DOCTRINA: Justificación

HISTORIA CON EL OBJETO
Antes de los Juegos Olímpicos, una atleta griega publicó mensajes racistas en Twitter. Cuando el comité olímpico lo descubrió, la expulsaron de los Juegos. Aunque se disculpó, lloró y prometió no volver a hacerlo, ya era demasiado tarde. Expulsada, condenada por Twitter. Su sueño muerto.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Dios no necesita una cuenta de Twitter para seguirte, ¡puedes estar seguro de que Él ve todo lo que haces! Él oye tus comentarios, conoce tus motivaciones y ve tus acciones. No se le escapa nada.

EL PROBLEMA (LEY)

Así que ésta es la pregunta: ¿has hecho algo que te pueda expulsar del cielo? Adán y Eva fueron expulsados del paraíso por un solo acto de desobediencia. Cuando Dios revise tu cuenta de Twitter (tu vida), verá todas las veces que has mentido, has practicado sexo fuera del matrimonio, has hablado mal de otros, etc. Y entonces serás expulsado del cielo.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

No poder ir a las Olimpiadas por un comentario racista en Twitter es trágico, pero no poder entrar en el cielo es mucho más trágico. El infierno es un precio muy alto que se paga por haber vivido como hemos querido, ignorando la ley de Dios. Quizás la atleta olímpica tenga otra oportunidad dentro de cuatro años pero, si a ti te expulsan del cielo, no habrá otra oportunidad.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Las buenas noticias son que hay una manera de borrar todo lo que has hecho mal. Imagínate de pie delante de Dios, como si no hubieras pecado en la vida. ¡Imagina no tener nada en tu contra! Cuando Jesús estaba colgado de la cruz, Él estaba pensando en ti. Estaba pensando en tu cuenta de Twitter (en tu vida) y quería eliminarla. ¿Por qué? Para que pudieras entrar en el cielo. ¿Por qué? ¡Porque te ama más de lo que puedas imaginar! Él resucitó de los muertos y hoy está sentado al lado de Dios Padre, ofreciéndote una promesa.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Ésta es la promesa que Dios te da hoy: que si corres hacia Él con tu vida, Él está dispuesto a perdonarte. Si pones tu confianza en lo que hizo por ti en la cruz, Él eliminará tu cuenta. Si te alejas de tus pecados y comienzas a seguirle, la vida eterna será tuya. ¿No quieres esto? ¿Te imaginas hoy delante de Dios como inocente en vez de culpable? ¡No esperes a otro momento! Deja que Dios borre el historial de tu vida hoy.

¡No te pierdas estos cursos