Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: Sala VIP

OBJETO: Cartel con “Sala VIP”

DOCTRINA: Reconciliación

HISTORIA CON EL OBJETO

Un amigo mío era jugador profesional de baloncesto y un día me invitó a ver su partido. Su mujer me estaba guiando hasta dónde íbamos a ver el partido y pasó por la puerta de la Sala VIP. Pensaba, ¡qué bien! Allí habrá buena comida y butacas muy cómodas! Pero cuando estaba al punto de entrar, un guarda de seguridad me paró con la mano y me dijo que yo no tenía derecho de entrar allí.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Un día todos nosotros vamos a estar delante de la puerta de una gran Sala VIP - el cielo - y todos queremos entrar allí.

EL PROBLEMA (LEY)

Y delante de la puerta del cielo habrá 10 guardas controlando la entrada. Intentas entrar y la primera guarda te pregunta: ¿Has mentido? Si has mentido ya no tienes derecho de entrar. Pruebas otra vez y otra guarda te pregunta: ¿Has odiado? Al ser así, ya no tienes derecho de pasar por la puerta. Otro te pregunta: ¿Has cometido inmoralidad sexual? Si lo has hecho, no tienes derecho de entrar en el cielo.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Tu pecado te excluye del cielo, y sólo hay otro destino, un lugar lejos de Dios y de todo lo bueno, el infierno. Cristo nos advirtió mucho acerca de ese lugar porque Él no quiere que vayamos allí.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Por eso Jesucristo vino a este mundo y se entregó voluntariamente para tomar tu lugar en la cruz y así pagar el precio por todo tu pecado y el mío. Dios es santo y por eso el pecado no puede entrar en su casa. Pero también es misericordia, y por eso Cristo murió por ti y resucitó para que puedas entrar al cielo.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Cuando yo quería entrar en la Sala VIP, la mujer de mi amigo salió y le dijo a la guarda, “Él está conmigo” y así pude entrar en la Sala VIP. Si tú estás dispuesto a arrepentirte de tu pecado, dejarlo atrás, y seguir a Jesucristo, el día en que estás delante de la puerta del cielo, Él saldrá y dirá a las guardas de seguridad: “Está conmigo” y así podrás entrar al cielo con Cristo.

¡No te pierdas estos cursos