Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: Protección Solar

OBJETO: Crema Protectora

DOCTRINA: Propiciación

HISTORIA CON EL OBJETO

Hace unos años, fui a la playa en un día de primavera. Como no hacía mucha calor todavía, no hice caso a los avisos de aplicar crema protectora para proteger mi piel de los rayos dañosos del sol. Al día siguiente estaba roja como una langosta y sufrí una quemadura terrible. Lo más peligroso de no protegerse del sol no sólo son las quemaduras, sino también la posibilidad de desarrollar un cáncer en la piel.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Si no hacemos caso a los avisos de usar una protección adecuada del sol, podemos sufrir unas consecuencias físicas en esta vida. De la misma manera, si no hacemos caso a los avisos de Dios, sufriremos consecuencias espirituales después de esta vida.

EL PROBLEMA (LEY)

Dios ha puesto sus mandamientos en nuestro corazón y sabemos lo que está bien y lo que está mal. Sin embargo, no hemos hecho caso a sus avisos. Hemos mentido, hemos deshonrado a nuestros padres, hemos dicho blasfemias y palabrotas, hemos vivido en inmoralidad sexual, en fin, hemos vivido a nuestra manera sin hacerle caso a Dios.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Dios es santo y justo, y un día va a hacer justicia con nosotros.  Cada uno de nuestros pecados merece un castigo eterno por cuanto nos hemos rebelado en contra de él. Las consecuencias por como hemos vivido son una eternidad en el infierno.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

¿Hay algo que nos pueda proteger de nuestro día de juicio? Sí. De la misma forma que Dios es santo y justo, también es amoroso y misericordioso. Hay que satisfacer la justicia, así que él mismo lo hizo. Dios mismo vino a este mundo como Jesucristo y él mismo recibió el castigo por nuestro pecado en la cruz. Su resurrección demuestra que el precio de la justicia ha sido pagado.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Si tú quieres que Cristo te proteja de tu día de juicio, tienes que arrepentirte de tus rebeliones en contra de Dios. Invita a Cristo a entrar en tu vida y ayudarte a vivir para él.

¡No te pierdas estos cursos