Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: Planeando un viaje

OBJETO: Un mapa

DOCTRINA: Justificación

HISTORIA CON EL OBJETO

Mucha gente pasa mucho tiempo planificando sus vacaciones. ¿Adónde irán? ¿Cómo llegarán? Con tiempo se hacen las reservas, ahorran el dinero y hacen las maletas. Y después de un par de semanas o un mes, ya se acaban las vacaciones.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Pero hay un viaje mucho más importante que todos vamos a hacer un día y muy pocas personas se preparan para él. Ese viaje es la muerte y, después de la muerte, hay un destino eterno. Todos quieren ir al cielo pero pocos saben cómo llegar.

EL PROBLEMA (LEY)

Un día un joven preguntó a Jesucristo: “¿Cómo puedo llegar al cielo?” Jesucristo le contestó: “Obedece los mandamientos”. Vamos a ver si nosotros podemos llegar al cielo por ese camino; uno de los mandamientos dice: “no mentirás”. ¿Hay alguien aquí que nunca haya mentido? Otro mandamiento dice: “no robarás”. ¿Alguna vez has tomado algo que no te pertenecía? Otro mandamiento dice: “no codiciarás”. ¿Has deseado cosas que pertenecen a otros? Si somos sinceros, tenemos que reconocer que no podemos entrar en el cielo por obedecer los mandamientos.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

El cielo es un lugar perfecto y santo y, por lo tanto, no podemos entrar si hemos quebrantado uno de los mandamientos de Dios. Pero la verdad es que hemos quebrantado muchos y muchas veces. El destino que merecemos por ser desobedientes a Dios es el infierno.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Dios es un Dios de justicia pero también es un Dios de amor. Y cuando Él vio que nosotros no podíamos llegar al cielo por el camino de obedecer los mandamientos, Él mandó a Jesucristo para hacer un camino nuevo para llegar al cielo. Cristo murió en la cruz para borrar todos nuestros pecados y resucitó para demostrar que podemos ser perdonados y recibidos en el cielo. Cristo dijo: “Yo soy el camino, la verdad, y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí”.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Pero para entrar en el camino de Cristo y recibir perdón, tienes que cambiar de dirección y dejar atrás tu pecado. Luego tienes que tomar el camino de Cristo y seguirle a Él, y Él te ayudará a vivir una vida agradable para Dios. Prepárate ya para ese viaje que vas a hacer un día porque no sabes cuándo será. No sigas por el camino de pecado que guía al infierno. Toma el camino de Cristo para recibir el perdón de pecados y la vida eterna.

¡No te pierdas estos cursos