Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: Leer los Pensamientos

OBJETO: Un mando distancia

DOCTRINA: Santificación

HISTORIA CON EL OBJETO

El otro día vi una película acerca de una chica que podía leer los pensamientos de la gente alrededor de ella; caminaba por la calle y escuchaba lo que todos decían en sus pensamientos, las criticas a los demás, pensamientos de envidia, los hombres mirando una chica guapa…

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

¡Qué horror! Imagínate que otros pudieran leer tus pensamientos!

EL PROBLEMA (LEY)

Imagínate que los demás pudieran escuchar tus pensamientos de lujuria, crítica, lo que piensas de tu jefe, deseando que otros fracasan para que te veas mejor… Cuántas veces sólo pensamos en nosotros mismos, estamos llenos de egoísmo y orgullo, nuestros pensamientos revelan como somos por dentro. Menos mal que no dijiste todo lo que has pensado, menos mal que no hiciste todo lo que has pensado. ¡qué vergüenza! Menos mal que los demás no conocen nuestros pensamientos!

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Pero hay uno que conoce TODOS tus pensamientos, palabras, cosas hechas en secreto, y un día El va a ser tu juez. Tú sabes que estas cosas están mal porque te da vergüenza y lo haces en secreto; ¿Piensas que un juez justo te va a dejar entrar en un lugar santo con tantas cosas sucias dentro de tu corazón? Merecemos pasar la eternidad en un lugar de suciedad y contaminación, el infierno, apartado de la presencia de un Dios santo.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Menos mal que hoy no es tu día de juicio! Hoy es un día de misericordia! El mismo Dios que va a ser tu juez justo, también es un Dios de misericordia. Envió a su Hijo Jesucristo para tomar toda de tu suciedad en la cruz. Con su resurrección demostró que tiene la autoridad para poder ofrecerte perdón y un corazón limpio.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Pero tienes que tomar una decisión. Si te preocupa ese día, hoy hay misericordia para ti. Arrepiéntate de toda tu maldad y entrega tu vida al que murió en tu lugar, a Jesucristo. Saldrás con la paz de tener un corazón limpio y deseos de vivir para Cristo. El día de tu juicio viene. Ponte a cuentas con Dios mientras tienes la oportunidad.

¡No te pierdas estos cursos