Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: La pregunta del millón de euros

OBJETO: Un gran signo de interrogación

DOCTRINA: Justificación

HISTORIA CON EL OBJETO

Tengo una pregunta que te va a interesar responder: cuando se te acabe el tiempo en la tierra y estés delante de Dios, ¿entrarás en el cielo? Amigos, esta es la pregunta del millón de euros. Una pregunta que no vas a querer responder incorrectamente.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Mucha gente dirá: “eso espero”; respuesta incorrecta. Otros responderán: “claro que sí, soy una buena persona”; respuesta incorrecta. Otros dirán que no creen en Dios o en un cielo o un infierno; ésta también es una respuesta incorrecta. La pregunta del millón de euros es si TÚ entrarás en el cielo y te ayudaré a contestarla en los próximos minutos.

EL PROBLEMA (LEY)

Dios dijo: “El alma que peque ciertamente morirá”. Así que la pregunta es: ¿has pecado? O puede que deba preguntarte cuántas veces has incumplido hoy esta ley de Dios. Usando su nombre en insultos o usando tu lengua para mentir, criticar, quejarte o juzgar. Puede que cuando Dios dice que no cometas actos impuros, no hayas hecho caso y hayas vivido como te gusta. Lamentablemente sé la cantidad de veces que he ofendido a Dios.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Así que si la respuesta es SÍ, he pecado, el veredicto es culpable. Y los culpables morirán: sin cielo, sin esperanza, sin una casa eterna con Dios. ¿Te imaginas pagando por tus propios pecados? ¿Te imaginas separado de Dios para siempre? Entonces, ¿qué esperanza hay para ti hoy si has respondido que NO, que no irás al cielo?

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Si estás buscando una manera de deshacerte del pecado y ser declarado inocente delante de Dios, entonces te digo que tienes que mirar a Jesús. Él fue inocente, nosotros somos culpables. Él fue puro, nosotros somos impuros. Él mereció el cielo, nosotros merecemos el infierno. Este es el Jesús que fue a una cruz y llevó por ti tu culpabilidad, tu impureza, tu infierno y pagó el precio por tus pecados. Cuando resucitó de los muertos, recibió el poder de perdonarte y quitarte tus pecados.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Así que hay otra pregunta: ¿están perdonados TUS pecados? ¿Cómo puedes estar seguro? La única manera es venir hoy a Cristo con un corazón arrepentido, pedirle que te perdone y entregarle tu vida. Habla ahora con Él. Para la pregunta del millón de euros: “¿irás al cielo?” Si tus pecados han sido perdonados, tu respuesta es SÍ. Si tienes a Cristo, la respuesta es SÍ. Si te has arrepentido de tus pecados y has puesto tu fe en Cristo, la respuesta es SÍ. No lo dejes más, ven a Cristo hoy.

¡No te pierdas estos cursos