Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: La maleta

OBJETO: Una maleta

DOCTRINA: Sustitución

HISTORIA CON EL OBJETO

El otro día estaba en el aeropuerto y en mi equipaje de mano llevaba líquidos y tijeras. A pesar de ver muchas advertencias que decían lo que no podía llevar en mi equipaje, no hice caso. Cuando mi maleta pasó por el control de seguridad, me dijeron que no podía viajar así porque tenía cosas dentro que estaban prohibidas.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Lo mismo pasa en nuestras vidas. Hay cosas prohibidas que no debemos llevar y que, sin embargo, vamos metiendo en la maleta de nuestra vida. No hacemos caso a las advertencias de nuestra consciencia.

EL PROBLEMA (LEY)

Metemos mentiras constantemente en nuestra maleta, metemos nuestro egoísmo y orgullo, metemos el ídolo del amor al dinero y pensamientos de lujuria. Y, poco a poco, vamos llenando nuestra maleta de cosas que no pasarían el control de Dios.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

La mala noticia es que un día después de la muerte habrá un control. Todos tendremos que abrir las maletas de nuestra vida delante de nuestro Creador y no vamos a poder entrar en el cielo con cosas prohibidas.  La única alternativa será ir a un lugar de eterno sufrimiento.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

¿Qué puedes hacer ahora que tienes tu vida llena de cosas prohibidas? Dios sabía lo que ibas a hacer y planeó una salida, una solución. Su Hijo Jesucristo, siendo Dios, nació como hombre y vivió como hombre con la gran diferencia de que Él fue perfecto. Nunca metió nada prohibido en la maleta de su vida y cuando murió en la cruz, Dios derramó la ira que tú y yo merecemos sobre Él. Cuando resucitó, Cristo recibió la autoridad de cambiar su maleta pura y limpia por tu maleta de pecado.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Pero tienes que pedir a Cristo que haga este intercambio. Abre hoy la maleta de tu corazón delante de Dios, muéstrale tus pecados y pídele perdón. Recibe la nueva vida que Cristo te ofrece. Confía en su perdón y comienza a caminar con Él. De esta forma la maleta de tu vida estará limpia cuando te encuentres en el control eterno de Dios después de la muerte y entonces podrás entrar al cielo con Él.

¡No te pierdas estos cursos