Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: La Bala

OBJETO: Una bala

DOCTRINA: Propiciación

HISTORIA CON EL OBJETO

Un amigo mío en México se puso a jugar con una escopeta que estaba cargada. Él sabía que estaba cargada, pero aun así quiso cogerla sin permiso. Sus padres no estaban y después de jugar un rato, el rifle se disparó y la bala se le incrustó. Tuvieron que llevarle al hospital de urgencias y cuando el médico lo vio, dijo que era un caso imposible. Le metieron al quirófano, pero no pudieron sacarle la bala. Para un caso tan especial como el suyo sólo había un médico que podía atenderle, y el médico por casualidad pasó por esa ciudad, lo atendió y ahora mi amigo sigue vivo gracias a él.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

El caso de este amigo es igual a como nosotros actuamos en nuestras vidas. Sabiendo que hay cosas que nos podrían dañar, aún así las cogemos y participamos de ellas, y al final quedamos heridos de muerte.

EL PROBLEMA (LEY)

Participamos en engaños y al final quedamos atrapados en el engaño; participamos en mentiras, en fornicaciones, en robos, en pensamientos impuros, en todo tipo de codicia y envidias. Participamos en asesinatos en nuestra mente cuando odiamos a la gente y les matamos en nuestro corazón. Estamos heridos de muerte.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Cuando terminemos nuestro tiempo en la tierra, nos presentaremos delante de Dios y tendremos que dar cuenta de todo aquello que hicimos ilícitamente. Y quedaremos muertos, separados de Dios eternamente.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Hay un médico que nos quiere salvar, el médico de médicos, Jesucristo. Él puede sacar toda bala de pecado, todo lo que ha entrado en nuestro corazón, todo lo que nos ha dañado de muerte. Al morir en la cruz Él llevo todas las balas de nuestro pecado y con su resurrección demostró su habilidad de sanarnos.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Clama a Jesucristo para que te quite toda bala de pecado y te salve de una muerte eterna. Ríndete totalmente a su cuidado y recibe nueva vida.

¡No te pierdas estos cursos