Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: Jaula

OBJETO: Loro en una jaula

DOCTRINA: Redención

HISTORIA CON EL OBJETO

En la casa de mis padres hay un lloro que se llama Jorge. El otro día cuando estaba hablando con mi padre por teléfono me dijo, “No sé lo que pasa con ese pájaro. Abro la puerta para que pueda salir pero se queda allí en la jaula”.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Tal vez te parezca una historia graciosa pero permíteme decirte que tú, también estás en una jaula.

¿De qué estoy hablando? ¿Alguna vez has intentado hacer lo correcto pero no has podido?

EL PROBLEMA (LEY)

Por ejemplo, ¿intentas no mentir pero sigues mintiendo? ¿Robas, aunque no quieras? Tal vez eres

adicto al alcohol, la droga o la pornografía. Eres como Jorge, atrapado en una jaula de pecado. Quieres ser libre pero no puedes.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Imagino que la mayoría de vosotros, si sois honestos, podéis identificaros con Jorge. Dentro de la jaula te sientes culpable y no puedes disfrutar de la vida. Aún peor, un día todos vamos a morir y ese día la jaula te llevará al infierno. ¿Por qué? Porque Dios es perfecto y no puede dejarnos entrar en el cielo con todo este pecado en nuestra vida.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Pero no solamente quería contarte malas noticias hoy, sino también buenas noticias. De la misma manera que la jaula de Jorge tiene una puerta, Dios también nos ha dado una salida. Hace unos 2000 años envió a su hijo Jesucristo a la tierra. Él nunca se metió en una jaula de pecado porque vivió una vida perfecta. Pero murió en mi lugar y en tu lugar cuando tomó el castigo de Dios para que pudiéramos recibir perdón por nuestro pecado. Con su muerte y resurrección, Cristo abrió la puerta de nuestra jaula de pecado.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Para salir de tu jaula, tienes que dejar atrás el pecado y pedir a Cristo que te dé un corazón limpio y libre de pecado. Si haces esto, Dios te librará de la jaula para vivir para él e ir al cielo cuando mueras. ¿A qué esperas? La puerta está abierta. Sal de la jaula de pecado mientras tengas la oportunidad porque mañana podría ser demasiado tarde.

¡No te pierdas estos cursos