Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: Imposible

OBJETO: Cartel: Clama a Cristo (por un lado) — Imposible (por otro)

DOCTRINA: Sustitución

HISTORIA CON EL OBJETO

Un hombre rico fue a Jesús y le preguntó: ¿Qué tengo que hacer para entrar en el cielo? El dinero puede comprar muchas cosas pero él se dio cuenta de que no podría comprar el cielo. De hecho, era su dinero lo que le mantenía FUERA del cielo. Amaba más a su dinero que a Dios.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Entonces, ¿quién puede ir al cielo? Jesús dijo: “Para el hombre es imposible”. ¡Piénsalo! Tú quieres ir al cielo pero no podrás comprarte una entrada ni con todo el dinero del mundo.

EL PROBLEMA (LEY)

Y no solo eso, sino que nos hemos pasado la vida viviendo más según nuestras reglas que según las de Dios. Examinemos nuestra vida y encontraremos que las mentiras, blasfemias, etc., nos han llenado de pecado y que el pecado nos separa de Dios y nos excluye del cielo. ¿Puedes quitarte tu pecado? IMPOSIBLE. ¿Puedes salvar la distancia que te separa de Dios? IMPOSIBLE. ¿Puedes comprar tu entrada al cielo? IMPOSIBLE. ¿Puedes hacerte aceptado para Dios? IMPOSIBLE.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

¡La situación es grave! Que nos excluyan del cielo quiere decir que tendremos que ir a un lugar de sufrimiento y tormento. ¡La situación es IMPOSIBLE! ¿Qué podemos hacer? ¿Quién puede rescatarnos? ¿Quién puede hacer un milagro por nosotros y conseguir limpiarnos de nuestros pecados para que podamos estar con Dios?

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Dios no quiere que nadie muera; no está en su corazón el mandar a nadie al infierno. Dios, quien es capaz de hacer lo IMPOSIBLE, descendió a la tierra en forma de hombre, Jesucristo. Él bajó para hacer lo que tú no podías hacer por ti mismo. Cuando fue a la cruz, tomó tu pecado y recibió el castigo que tú te merecías. Cuando resucitó de los muertos, obtuvo el poder de perdonarte los pecados. Y si Él te perdona tus pecados, no hay nada que pueda impedir que vayas al cielo.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

¿Qué tienes que hacer para recibir el perdón? “¡Clama a Cristo!” Esta es la promesa. ¿No te puedes perdonar tus propios pecados? “¡Clama a Cristo!” ¿No puedes cumplir con las exigencias de Dios? “¡Clama a Cristo!” ¿No puedes comprar tu entrada al cielo? “¡Clama a Cristo!” Pídele que te perdone y lo hará. Deja tu pecado y él te limpiará. Clama a Cristo antes de que sea demasiado tarde. Clama a Cristo mientras tengas la oportunidad.

¡No te pierdas estos cursos