Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: Estiércol

OBJETO: Bolsa de basura (llena y cerrada)

DOCTRINA: Santificación

HISTORIA CON EL OBJETO

El padre de un amigo mío tenía un terreno. Había plantado muchos arbolitos y mi amigo tenía que transportar unos sacos de 20 kg cada uno de esos arbolitos. El terreno era pedregoso, desnivelado y lleno de abrojos. Al levantar un saco al hombro, le llegó un olor muy fuerte y se dio cuenta del contenido del saco...¡caca de vaca!, ¡estiércol! Pasó horas cargando y descargando esos sacos pringados de orina y estiércol. ¡Pobre hombre!

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Parece increíble, pero pasa algo parecido en nuestra vida.

EL PROBLEMA (LEY)

A lo largo de la vida, vamos llenando el saco de nuestra vida con cosas apestosas como el egoísmo, el orgullo, la lujuria, el odio, el rencor, la envidia y la crítica. Cada vez esa bolsa de estiércol va pesando más y más, y la seguimos cargando por la vida.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Al final de nuestra vida tendremos que presentarnos delante de nuestro Creador y Juez. ¿Piensas que te va a dejar entrar en su casa siendo tan apestoso con tu saco enorme de estiércol? Sólo los limpios pueden entrar en el cielo. Los sucios irán al lugar de suciedad y sufrimiento, el infierno.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

¿Hay una manera de limpiarte antes de presentarte delante de Dios para poder entrar en su casa? Sólo hay una manera. Se llama Jesucristo, el único limpio, el único sin pecado, el único sin mancha. Él tomó tu lugar muriendo en la cruz y resucitó demostrando su autoridad para limpiarte de toda mancha de pecado y presentarte limpio delante de Dios.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Tienes que venir a Cristo, entregarle tu saco entero de pecado, y pedir que él te limpie de cada mancha. Y él lo hará. No hay nada más grande que saber que tus pecados han sido quitados y que puedes presentarte limpio y perdonado delante de Dios. ¡Ven a Cristo hoy!

¡No te pierdas estos cursos