Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: La entrevista de trabajo

OBJETO: Un cartel que diga “Apto” por un lado y “No Apto” al dorso

DOCTRINA: Sustitución

HISTORIA CON EL OBJETO

Desgraciadamente, yo estoy en paro. Por eso sé que encontrar un buen trabajo es una de las cosas más importantes que hay. Pero hoy en día es complicado porque cuando sale un puesto de trabajo, hay mucha gente deseando tenerlo y las entrevistas de trabajo son más complicadas. En ellas, una persona nos hace preguntas para conocernos un poco y ver si somos aptos o no para el puesto.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Se me ocurre que un día todos tendremos que pasar una entrevista muy importante para ver si somos aptos o no para entrar al cielo. Lo creas o no, cuando mueras, serás juzgado por tus actos, palabras y pensamientos.

EL PROBLEMA (LEY)

Dios mismo hará esa entrevista y verá si eres apto o no para entrar en su santa presencia en el cielo. Para ver si eres apto, comprobará si has respetado sus normas en la vida. Todos conocemos sus normas porque Él ha escrito sus mandamientos en nuestro corazón. Te preguntará si has envidiado a otros, si has mentido, si has matado a alguien incluso con tus palabras o pensamientos, si has odiado o menospreciado a los demás, si Dios ha sido lo más importante en tu vida. Y si no has cumplido estas normas, serás declarado "No Apto".

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Por tanto, Dios te enviará fuera de su presencia, a un lugar que Jesús describió como un lugar eterno de tormento y dolor. Estoy aquí advirtiéndote porque estoy convencido de que el infierno es verdad y no quiero que vayas allí.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Dios tampoco quiere eso porque Él te ama. Por tanto, trazó un plan para que personas tan pecadoras como tú y yo pudiéramos ser salvos y perdonados. Envió a su Hijo Jesucristo, el único perfecto, para pagar el precio por nuestra culpa en la cruz y ofrecernos un intercambio. Él fue declarado "no apto" para darnos la oportunidad de ser declarados “aptos” y perdonados.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

¿Quieres ser declarado perdonado y apto para entrar en el cielo?  Primero tienes que reconocer que no eres apto, que has pecado contra Dios y que quieres arrepentirse y cambiar. Luego tienes que pedirle perdón y poner toda tu confianza en lo que Cristo hizo por ti en la cruz. De esa forma el día en que tengas que pasar la entrevista con Dios, Él te declarará “apto” para el cielo por lo que Cristo hizo por ti.

¡No te pierdas estos cursos