Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: El yugo

OBJETO: El yugo de un buey

DOCTRINA: Redención

HISTORIA CON EL OBJETO

(Pon el yugo sobre dos voluntarios.) Cuando está arando en el campo, el granjero pone a un buey fuerte junto con uno débil; un animal con experiencia con otro novato. El débil está obligado a hacer lo que manda el fuerte porque están ligados por un yugo.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Esto es muy parecido a nuestras vidas. La gente vive ligada a cosas de las que no puede liberarse, están atados a algo más fuerte que ellos mismos.

EL PROBLEMA (LEY)

Estamos enyugados al alcoholismo, drogas, falta de perdón, odio a uno mismo, amargura, pecados sexuales. Pero Dios nos enseñó un buen estilo de vida. Un estilo de vida libre de todos los yugos y todas las ataduras. Un estilo de vida para ser siempre amigos de Él, siguiendo sus 10 mandamientos, pero cuando decidimos vivir a nuestra manera, ignorando sus mandamientos, nos volvemos esclavos de algo más fuerte que nosotros mismos, el pecado.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Vivir así conlleva un par de problemas. Uno, vives toda tu vida ligado a algo que te está destruyendo. Dos, un día estarás delante de Dios unido al pecado y a la ruina. Tu yugo de pecado te llevará a una eternidad lejos de Dios. ¿Qué esperanza hay? ¿No existe nadie que pueda liberarnos de estas ataduras? ¿Nadie que pueda romper el yugo?

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Gracias a Dios, sí. Jesús vino a la tierra y se llevó nuestros pecados (quítate el yugo y póntelo encima). Se subió a una cruz y recibió todo el castigo por nuestra desobediencia y murió por ello. Cuando resucitó de los muertos, recibió el poder de romper el yugo, hacerte libre y perdonarte.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Entonces, ¿qué tiene que pasar? Para que seas libre, tienes que abandonar lo que te tiene esclavizado y volverte a Cristo para que te perdone y te libere. Arrepiéntete y entrega toda tu vida a Él. Él romperá el yugo de pecado, te hará libre, te perdonará tus pecados y te aceptará como suyo.

¡No te pierdas estos cursos