Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: El coco

OBJETO: Un coco

DOCTRINA: Redención

HISTORIA CON EL OBJETO

Quiero contaros cómo se caza un mono usando un coco: el cazador ata un lado del coco a un árbol, luego hace un agujero en el otro lado y mete frutos secos dentro. El mono viene y mete la mano dentro del coco para agarrar la comida pero cuando la tiene dentro, como su puño es más grande que el agujero, queda atrapado, y el cazador tiene mono para cenar.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

De muchas maneras, nosotros somos como el mono. Hay muchas cosas en este mundo que no debemos tocar.

EL PROBLEMA (LEY)

Sabemos que no debemos tomar algo que no nos pertenece pero parece tan fácil copiar en un examen, subir al metro sin pagar o pagar en dinero negro para evitar los impuestos. Es tan dulce poder disfrutar algo sin pagarlo, así que lo agarramos. Estamos tentados a tener sexo fuera del matrimonio o a ver pornografía en internet. Sabemos que puede destruir nuestras relaciones pero tiene tan buena pinta… Así que caemos en la tentación, lo agarramos y no queremos soltarlo. Decimos: “Esto es mío; es tan dulce”, y no nos damos cuenta de que estamos atrapados.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Pero el cazador viene, y el cazador es la muerte. ¿Dónde estarás tú cuando venga el cazador? ¿Estarás atrapado en robar, fornicar o ver pornografía? Dios es santo, puro y bueno. Si estamos esclavizados al pecado, seremos enviados al infierno donde hay esclavitud eterna. El infierno es para siempre y no hay escapatoria. Nuestro problema universal es que estamos esclavizados y no podemos hacer nada para librarnos. El mono no puede romper el coco, y tú y yo no podemos romper el poder del pecado.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Dios ve nuestra condición; ve nuestra esclavitud al pecado. Él tenía un plan para romper el poder del pecado, Él tendría que venir al mundo. Se vistió de carne y vivió una vida perfecta, murió en la cruz, tomando nuestro lugar. Tres días después, resucitó de la muerte, demostrando que había quebrantado el poder del pecado. Por eso, Él tiene el poder de perdonar y librar del pecado a los cautivos.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

¿Quieres ser libre? ¿Quieres ir al cielo? Solo Jesucristo puede romper el poder del pecado en tu vida. Él te pide que confieses tu pecado y que lo sueltes. Saca tu mano de la trampa, pon tu fe en Cristo y pídele que te libre hoy.

¡No te pierdas estos cursos