Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: Efecto Bumerán

OBJETO: Bumerán

DOCTRINA: Propiciación

HISTORIA CON EL OBJETO

Siempre me ha sorprendido este invento humano, el bumerán. Por lo general, cuando tiramos algo (por ejemplo una piedra) no esperamos que dé la vuelta y vuelva a nuestras manos, pero el efecto bumerán nos devuelve exactamente lo que hemos tirado.

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

El bumerán me hace pensar en las cosas que hacemos tú y yo a diario.

EL PROBLEMA (LEY)

De alguna forma creemos que aquello que hacemos no tendrá transcendencia eterna. Lanzamos a diario mentiras por nuestros labios y pensamos que no nos alcanzará el efecto bumerán. Cuando deseamos cosas en nuestro corazón que no son nuestras y lanzamos codicia hacia personas o cosas, tal vez creemos que no habrá repercusiones en tal acto. Y qué decir de cuando guardamos rencor y odio hacia alguien que nos dañó, siento decirte que en palabras de Jesucristo has lanzado homicidio y, quizás, no esperabas el efecto bumerán.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

El problema es que un día tú y yo moriremos. Y al presentarnos delante de Dios, Él nos juzgará y el efecto bumerán de haber roto las leyes de Dios caerá sobre ti. Existe una paga por tus mentiras, por tu codicia, y por tu odio y rencor. El efecto de tu desobediencia es estar separado de Dios por toda la eternidad en un lugar que se llama infierno.

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Pero hoy quiero presentarte a alguien que puede librarte de las consecuencias de tus pecados. Dios mismo se hizo hombre; Él fue perfecto en todo, jamás lanzó nada malo. Él se llama Jesucristo. Cuando murió en la cruz, Él recibió las consecuencias de tus pecados, el efecto bumerán cayó sobre Cristo. Cuando resucitó al tercer día, demostró su poder para perdonarte y darte vida eterna.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

Pero Él exige de ti dos cosas: primero que te arrepientas, que en humildad le pidas perdón por haber vivido en desobediencia; y segundo, que confíes plenamente en que el sacrificio de Jesucristo es suficiente para salvarte. Él está deseando darte una nueva vida para que un día, tú puedas pasar la eternidad en el cielo con Él. Arrepiéntete y confía en Él, y serás libre del efecto bumerán de tus pecados.

¡No te pierdas estos cursos