Etiquetas
Mensaje ilustrado

TÍTULO: Bola y Cadena

OBJETO: Bola y Cadena

DOCTRINA: Redención

HISTORIA CON EL OBJETO

En agosto del 2009, se encontró una bola y cadena del siglo 17 o 18 perfectamente preservadas en el Río Támesis en Londres. Se cree que es posible que un prisionero se ahogara mientras intentaba escapar. ¡Imagínate la muerte tan terrible de tener ese peso tirándote abajo hacia tu muerte!

TRANSICIÓN A LO ESPIRITUAL

Muchos escuchándome tienen bolas y cadenas atadas a sus tobillos. No son cadenas físicas, sino espirituales.

EL PROBLEMA (LEY)

Cuando quebrantamos la ley de Dios, nuestra consciencia nos pesa. Nuestro pasado nos sigue por dondequiera que vayamos. Pasamos por la vida tirando de una bola y cadena. Por ejemplo, un niño roba algo de una tienda y su consciencia le molesta tanto que es obvio que ha hecho algo malo. Su bola y cadena le sigue. Un marido es infiel a su esposa y su consciencia le molesta tanto que no puede mirarle a su esposa a los ojos. Su bola y cadena le siguen. Una joven decide abortar, y luego lamenta la muerte de su hijo, y su consciencia le molesta, y sigue viviendo con tristeza. Su bola y cadena le siguen.

LAS CONSECUENCIAS (ETERNIDAD)

Porque hemos quebrantado las leyes de Dios, nuestra consciencia nos pesa, y nuestras cadenas nos tirarán hacia una eternidad lejos de Dios en el infierno. ¿Hay alguna manera de ser librados de nuestra bola y cadena por toda la eternidad? Sí, ¡hay una manera!

LA SOLUCIÓN (CRUZ)

Jesucristo supo que íbamos a quebrantar su ley y que nuestra bola y cadena de pecado nos tiraría hacia una eternidad lejos de Él. Por amor, él vino y tomó todas nuestras cadenas sobre él mismo para que pudiéramos ser libres de nuestra condenación, de nuestro pecado, y del infierno y una separación eterna de Él. En la cruz, Jesucristo rompió el poder del pecado y resucitó, testificando de su poder sobre el pecado y vergüenza. Cristo puede quitar el peso sobre tu consciencia hoy.

LLAMADO (ARREPENTIMIENTO Y FE)

¿Cómo? Clama a Cristo para que Él rompa la bola y cadena de pecado en tu vida. Dile que no quieres vivir más con el pecado. Él entregó su vida para ti. Tú necesitas entregarle tu vida y seguirle.

¡No te pierdas estos cursos