Etiquetas
Postales evangelísticas

SEÑALES

Hay señales de tráfico que nos indican que no debemos ir por un lugar donde hay peligro. Dios también nos ha dado señales para decirnos que hay cosas que no debemos hacer porque nos causarán daño.

Todas las leyes que nos ha puesto son para protegernos, por ejemplo:

“No matar” no sólo nos protege del daño físico, sino también del daño de la crítica, la calumnia, el odio y la amargura. “No codiciar” nos guarda de la avaricia, la cual nos lleva a robar y dañar a otros. “No cometer adulterio” o cualquier sexo fuera del matrimonio, cuida nuestros corazones del daño emocional, nuestros cuerpos de enfermedades de transmisión sexual, y nuestras familias de infidelidades y relaciones rotas.

De la misma manera que la policía nos multa por infringir las leyes de tráfico, recibiremos multas por cada vez que hemos infringido las leyes de Dios, por cada insulto y calumnia, por cada pensamiento de codicia, por cada acto de inmoralidad. Por acarrear tantas multas, tardaremos una eternidad en pagarlas en un lugar de castigo llamado infierno.

¡Ojalá hubiera alguien que pudiera pagar nuestras multas! La buena notica es que sí, ¡hay alguien! Jesucristo fue inocente en todo, sin embargo, pagó por todas nuestras multas en la cruz, y su resurrección demostró que la deuda está pagada.

Hoy es el día de dejar de vivir en rebelión a las señales de Dios, cambiar de rumbo, y seguir a Cristo. Él te perdonará y te llevará a una eternidad en su presencia.

¡No te pierdas estos cursos