Etiquetas
Postales evangelísticas

CHOQUE FRONTAL

Subiendo a un campamento de jóvenes en Las Palmas, mi amigo Ángelo conducía el coche. De repente, un todo terreno no invadía nuestro carril y se precipitaba hacia nosotros. El conductor dormía. “¡Cuidado!” Grite. No pudimos hacer nada. No hubo tiempo. Tuvimos un choque frontal. Gracias a Dios sobrevivimos. Aprendí dos cosas muy importantes.

Una - Llevar cinturón de seguridad.

Dos - La vida se te escapa en cualquier momento.

¿Estaba preparado para encontrarme con Dios? ¿Lo estás tú? Un día todos seremos juzgados por un Dios justo. ¿Serás inocente o culpable ese día? Si has violado su ley mintiendo, robando, codiciando, etc., serás culpable, y los culpables están destinados a ir a un fuego eterno.

Pero, ¡tengo buenas noticias! Jesucristo se ofreció para pagar por tu culpa en la cruz. Él quiere perdonarte y darte la vida eterna a su lado. Él te pide que abandones tu vida de pecado y lo sigas incondicionalmente. Dios quiere ser el primero en tu vida. Arregla tu relación con Dios hoy.

¡Nunca se sabe cuándo tendrás una choque frontal con la muerte!

¡No te pierdas estos cursos