Etiquetas
Postales evangelísticas

CABALLO GANADOR

En un restaurante, vimos a una pareja súper feliz. Cuando les preguntamos la razón, nos dijeron: “¡No sabéis cómo te sientes cuando tu caballo gana la carrera! ¡No hay nada que te haga más feliz!” Mi amigo les dijo: “Yo conozco algo mejor. Saber que tus pecados han sido perdonados y que irás al cielo después de morir.” Al decírselo, todo su gozo desapareció al instante.

Puedes tener un caballo ganador, pero si no sabes que tus pecados han sido perdonados y que irás al cielo, ¿qué más da? Saber dónde pasarás la eternidad es lo más importante.

¿Dónde pasarás tu eternidad? Jesús le dijo a un joven que tenía que guardar los mandamientos, pero ¿quién puede guardarlos a la perfección? No mentir, no robar, nada de sexo fuera del matrimonio, ni mirar a una persona con lujuria. La verdad es que nadie puede.

La mala noticia es que la paga del pecado es ir al infierno. Dios, en su misericordia, ha provisto una solución: Jesucristo tomó el castigo por nuestros pecados cuando murió en la cruz. Jesús te ofrece perdón y vida eterna si te arrepientes y le entregas el control de tu vida.

¡No te pierdas estos cursos